Diseño Web Adaptable.

Este tipo de diseño se basa en una serie de técnicas, que permiten a nuestra página web adaptarse al medio del usuario que está accediendo a la misma. Los tamaños de pantalla cambian según el medio de acceso, un móvil, Tablet, portátil, etc. Los usuarios exigen más con el avance de las tecnologías. Utilizando HTML o principalmente CSS podemos servir al usuario una versión de nuestra web en función del ancho de pantalla utilizado. Lo que queremos decir es que nuestra web se adapta al ancho de pantalla, responde ante los cambios del tamaño la misma. Además podemos pensar en mejorar el acceso a formularios, botones, etc.

Por qué es importante este diseño.

El avance de las nuevas tecnologías, nos permite hacer lo mismo que en un ordenador a través del móvil, por eso nos tenemos que adaptar y así no defraudar a los usuarios. La mayoría de los sitios no están optimizados o no están pensados para verse a través de una pantalla tan pequeña como la del móvil.

Además la experiencia de usuario debe ser la prioridad a la hora de pensar en tu estrategia SEO. Las webs con mejor experiencia de usuario gustarán más, serán mejor valoradas y populares.

Ya que existen un gran número de medios y navegadores no es factible crear una versión de nuestra web para cada uno, por lo que necesitamos un sistema que se adapte al contexto en el que está visionando de manera automática.

 

El diseño fluido

El concepto principal es abandonar los anchos fijos de nuestra web. Estos deberán ser fluidos, es fácil en lugar de diseñar nuestra web basándonos en valores fijos, usaremos un diseño fluido que está pensado en términos de proporciones. De esta manera cuando veamos nuestra web a través de un dispositivo móvil, los elementos de la web se harán más pequeños guardando la proporción entre ellos.